4 Problemas frecuentes en las cejas y cómo corregirlos

 

Para resaltar nuestra mirada, no basta con las sombras de ojos. Las cejas juegan un papel fundamental en la impresión que causamos con nuestra mirada, por lo que no debemos descuidarlas. 

Pero a veces, podemos cometer errores que causan problemas frecuentes en las cejas y que debemos evitar a toda costa si queremos que luzcan muy bien.

Aquí te presentamos algunos de estos problemas y cómo corregirlos:

 

Cejas delgadas


Si tienes cejas delgadas, puede que te convenga más el perfilado que una depilación como tal, es decir, limpiar tus cejas alterando lo menos posible su forma natural. Para el perfilado, las pinzas podrían ser tus mejores aliadas, para remover solo esos vellos que alteran la forma de tu ceja. Una depilación con hilo también podría ser otra opción, pero solo si la ejecutan manos expertas.

Si el problema fue una depilación excesiva, déjalas crecer unas 3 semanas antes de intentar depilarlas de nuevo. Esto les dará tiempo de poblarse y ayudará a definir mejor su forma. Darle ese tiempo para poblarse también ayudará si tienes en mente probar otro diseño. 

 

Granitos en la zona de las cejas


Si padeces de granitos en la zona de las cejas, puede deberse a una alergia, por ejemplo, intolerancia a la lactosa. Esta es una de las zonas donde puede manifestarse una alergia que quizá padeces y no te has dado cuenta aún, por lo que es recomendable visitar a tu dermatólogo.

Es por eso que cuando depilas las cejas, los poros quedan abiertos y esa zona queda más susceptible a brotes de acné. También aplicar maquillaje justo después de depilar contribuye a este problema.

Así que te recomendamos evitar el maquillaje justo después de la depilación, y limpiar con tónico astringente para evitar que aparezcan esos brotes de acné.

 

Cejas sin forma definida


Ya sea por factores genéticos, depilar más de la cuenta o incluso algún problema de salud que inhibe el crecimiento de las cejas, a veces estas pueden perder su forma original o no verse lo suficientemente definidas.

Lo primero es tomar en cuenta la forma de nuestro rostro y definir qué tipo o estilo de ceja nos favorece más. Tu estilista o depiladora profesional puede ayudarte a definir la ceja de tal forma que se vea lo más natural posible. 

En el día a día puedes maquillar tus cejas con sombras, lápices o máscaras especializadas, es muy importante que vayan con tu color de cejas y cabello para que luzcan naturales y definidas.

 

Cejas asimétricas


Más que solo un complemento, las cejas suelen funcionar como un “marco” de tus ojos, por lo que si son asimétricas puede reducir la percepción de simetría en tu rostro. Suena complicado, pero no te preocupes, no lo es!

Aunque sean naturalmente asimétricas, puedes adecuar su forma para que se vean más simétricas y crear equilibrio. Lo importante es que trabajes lo más posible con la forma natural de ambas cejas, para generar una impresión de simetría que se vea natural.


¿Tienes algunos de estos problemas con tus cejas? ¿Qué te parecen estos consejos? Esperamos que esta información te sea muy útil para lucir tus cejas con orgullo y crear una mirada impactante.


Si quieres mantener unas cejas saludables y hermosas, nada mejor que utilizar productos orgánicos! Puedes ver unas excelentes opciones de cejas aquí


Aquí encontrarás productos para acentuar esa mirada impactante.


No olvides seguirnos en nuestras redes sociales para más consejos de belleza y autocuidado.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados